<$BlogRSDURL$>

Monday, September 20, 2004

Lima La Horrible



" para decirme que aún vivo
respondiendo por cada poro de mi cuerpo
al poderío de tu nombre oh poesía"

Lima la horrible 24 de Julio o Agosto 1949

Cesar Moro


Tu blusa sucia
llena de neblina
la calle
donde tus pasos
decidieron voltear
y dejar
un par de zapatos sucios
mirando el reflejo de las luces

El trafico
arrastra
en sus mareas
balbuceos inquietos
monóxido de carbono chatarra carcomida y alcantarillas humanas

los puestos de venta

gaseosas golosinas cachibaches mendigos

gitanas jalando la suerte hacia su lado debajo de los puentes

veredas pobladas de transeuntes transhumantes avanzando

carteles caídos
hostales sucios
donde duerme el sexo
durante el día
y se enciende el deseo en humo
en las noches

Vigilantes semi-dormidos con periodicos bajo el brazo y sueños eróticos en los labios

Policias controlando las arterías sangrantes de la ciudad

el pulso de las calles brillando en los semáforos

locos harrapientos deambulando entre una esquina y otra

cobradores gritando nombres de calles
rutas que llevan a los cerros más lejanos
rutas que tocan el mar donde todos los días desciende la neblina

Un día extraña ciudad
te vi dormida
cansada de tanto bullicio
tanta algarabía
y juerga melancólica

Un día vi que te pusiste
tu traje de lujo
me arrastraste
entre tus cadaveres brillantes
tus luces artificiales
y todas las radios
donde te repetías y repetías
callaron

No había ya una sóla palabra viva...

el movimiento continuó en ti
sin embargo
el movimiento arrastró
a millones de cuerpos
por tu piel

Tu piel panza de burro
se clavó en mi cerebro
y en mis vertebras

Anduve desnudo
buscandote
el corazón
en una bolsa de plastico
la mirada
sobre tus despojos

Vi edificios viejos
Hombres parados en las esquinas
mirando sus relojes

escuche murmullos pistas y carretillas desplazandose
botellas humo fábricas y taxis amarillos

Volteé
la mirada al mar
desde los barrancos altos
tragué el olor a pescado
y vi los cordeles donde cuelgas
la ropa sucia y la mirada

Vi
el desierto en expansión que te contiene
el polvo por el que te desplazas

Millones de brazos
tocándose
y girando
por tu cintura voluptuosa

Fui sintiendo
como avanzas tú
por ese callejón oculto
donde llegó yo todos los días
para decirte
que estoy vivo todavía
tocando
la velocidad de tu cuerpo
con estas palabras resplandescientes
que dejo como una estatua de piel
sobre tus labios para encender y abrazar
sin parar ni un sólo instante
todas las calles por las que he andado
todos los rostros que contienes
todos las luces que iluminan tus calles
todas los fantasmas que te habitan
todos los atardeceres que magnetizan tu cielo
toda la atracción que ejerces sobre mí oh horrible y seductora bestía
hermosa hermosa hermosa que me tienes rogando
por mirar nuevamente un amanecer a tu lado en una gastada banca
dejame siempre perplejo fosforeciendo entre la neblina y que mi cuerpo vaporoso
sea una prolongación más de ti y que mi respiración no descansé nunca
mientras siento que vivo hincando con cada parte de mi cuerpo
esa huella imborrable que es mi vida soñandose
entre la espuma del mar que guardas
y todas los anocheceres violentos en los que grito
sin terminar nunca de decir
tu nombre





Comments: Post a Comment

This page is powered by Blogger. Isn't yours?